Valparaíso, Mi Amor (1969)

Esta película, dirigida por Aldo Francia, está considerada como como una de las que inaugura el llamado Nuevo Cine Chileno. Inspirada en la obra de Alain Resnais (Hiroshima Mon Amour, 1959) y en el neorrealismo italiano.

Se trata de una historia de la crónica roja porteña, convertida en guión por Aldo Francia junto a José Román, que narra la historia de cuatro niños que quedan abandonados luego de que su padre (Hugo Cárcamo), que estaba cesante, es encarcelado por haber robado.

Dos de los niños se convierten en delincuentes, uno muere y la niña termina siendo prostituta. La cinta está, de alguna forma, ordenada por capítulos, como un libro, que van mostrando la evolución de los personajes principales. Todo esto rodeado de gran pobreza, que quizás no le gustó a los porteños, pero era esencial en el desarrollo del filme, mostrando cómo el entorno se pudo “tragar” a esta familia. Hay escenas notables, como el funeral del niño, en que se divisa el mar…

Valparaíso Mi Amor, no alcanzó los niveles de popularidad de otras cintas de la época como Ayúdeme Usted Compadre o las repercusiones que nos entregó El Chacal de Nahueltoro, pero con momentos y detalles logra llevarnos hasta un final medio impreciso, pero que deja asomar entre lo triste y lo trágico algo de esperanzas.

Según Sergio Salinas “la áspera tonalidad de la fotografía en blanco y negro y los desplazamientos de la cámara movida a mano confieren al filme un aspecto de testimonio, de documental ficcionado. De ese registro, secamente realista, brota con fuerza el planteamiento de la película: la denuncia de la miseria y la injusticia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *