TOESCA Ricci, Joaquín

Arquitecto italiano, nació en Roma en 1745 y murió en Santiago el año 1799. Estudió matemáticas, arquitectura y dibujo en la Academia de San Lucas; se incorporó luego al ejército español como cadete del regimiento de infantería de Milán, y prosiguió su aprendizaje en la Real Escuela Militar de Barcelona. Después trabajó en Madrid, en obras de arquitectura civil, bajo las órdenes del maestro siciliano Francisco Sabatini, considerado por algunos como el mejor arquitecto europeo del siglo XVIII. Más tarde, Toesca fue enviado a Perú y de allí, el entonces Gobernador de Chile, Jáuregui, le hizo venir para que confeccionara los planos de la Casa de Moneda.

Joaquín Toesca llegó a Chile en 1780. Su presencia en el país representó una gran paso en el progreso de la capital, pues demostró ser un hombre experto y activo. Todas las obras que proyectó y ejecutó poseían o poseen belleza y solidez.

Toesca aceleró la construcción de la Catedral Católica de Santiago, emprendió la construcción del tempo de la Merced, de la iglesia del hospital San Juan de Dios y de la casa del Cabildo; se ocupó también de las nivelaciones del Canal del Maipo, la apertura del camino a Valparaíso y los tajamares del Mapocho.

Pero sin duda la obra más eminente de Toesca fue la construcción de la Casa de Moneda. El edificio ocupó el sitio que correspondía a un solar de los jesuitas. Una vez confeccionados los planos de la Moneda fueron enviados a Lima para obtener la aprobación del virrey; la construcción tardó 19 años. El material empleado fue el ladrillo revestido de estuco, de cal y arena, las rejas de fierro de sus ventanas fueron forjadas en Tolosa de Guipúzcoa (España). La piedra fue usada solo para motivos ornamentales, como, por ejemplo, en dos pilas adornadas con las armas del gobernador Muñoz de Guzmán y el superintendente de la Casa de Moneda José Santiago Portales y Larraín, quienes inauguraron el hermoso edificio neoclásico.

En mayo de 1788, concluidos ya los cimientos de la Casa de Moneda, se le concedió a Toesca el grado de alférez de infantería de ejército. En esa misma fecha pasó a Lima con el fin de sacar diseños del interior de algunos edificios, los que habían de servirle en Santiago.

En 1794 se decretó que Toesca prosiguiera con la construcción de los tajamares del Mapocho. Por esta fecha su esposa, Manuela Fernández, síquicamente perturbada, intentó envenenarlo por lo que fue acusada y recluida en el convento de las Agustinas. Sin embargo, Toesca la sacó y la llevó de vuelta a su casa, pero habiéndola sorprendido engañándolo, interpuso finalmente contra ella una demanda de divorcio perpetuo. Amargado por el drama familiar, Toesca murió en 1799.

Un comentario sobre “TOESCA Ricci, Joaquín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *