Santa Rosa de Pelequén

En Pelequén celebran la fiesta de Santa Rosa durante el mes de agosto. En honor a Santa Rosa de Lima, llegan muchos peregrinos provenientes de todo el país.

Lo habitual es que las celebraciones comiencen el 21 de agosto, con una Novena y una misa, además de días de confesiones, que se extienden hasta el 7 de septiembre. El día 30 se celebran misas en forma ininterrumpida, desde las 6 de la mañana. Se organiza también una procesión.

Santa Rosa de Pelequén tiene un santuario de más de 100 años de antigüedad. La devoción por esta santa limeña nació en 1840, luego de una gran travesía que hoy es parte de la historia de Pelequén.

De Santa Rosa de lima se cuenta un milagro asociado a la curación de un peruano llegado a Pelequén después de la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana. Fue en 1840, y el milagro habría sido tal que demoró poco tiempo en hacerse noticia entre la comunidad local. Más tarde, después de varios favores concedidos, las autoridades eclesiásticas optaron por trasladar la imagen venerada hasta la parroquia de Malloa, pero esta habría aparecido de vuelta en su lugar de veneración: Santa Rosa de Pelequén.

Existe otra versión que advierte que antiguamente en Pelequén había una familia que veneraba la figura del niño Dios. Sin embargo, el enamorado de la hija de esta familia tomó la imagen y en ella esculpió los rasgos de la hija, llamada Rosita.

Los padres, impresionados, decidieron seguir venerando la imagen, pero esta vez convertida en Santa Rosa… de Pelequén.

Se cuenta que para la Guerra del Pacífico (1879-1883) los soldados chilenos llevaban consigo la imagen de la Virgen del Carmen, mientras que los peruanos viajaban con la imagen de Santa Rosa de Lima. Ambos bandos confiaban que Virgen y Santa los acompañarían en la victoria.

Un comentario sobre “Santa Rosa de Pelequén

  • el 2018 a las 18:54
    Permalink

    La imagen que hoy se venera no corresponde a santa Rosa, la que hay en Pelequén corresponde al niño Jesús de Praga vestido con atuendos de la santa.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *