Refuerzan importancia de preservar patrimonio de La Serena con inversión público-privada

A 65 años de la entrega de las obras del Plan Serena, expertos debatieron en cómo se planificará el futuro de la principal urbe de la región e Coquimbo.

En el marco de las celebraciones de los 473 años que cumple La Serena este 26 de agosto, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el municipio serenense, la Seremi de Obras Públicas, el Museo Histórico Presidente Gabriel González Videla y el Consejo de la Cultura y las Artes unieron esfuerzos para revitalizar la importancia de esta política de Estado que significó uno de los primeros esfuerzos en generar acciones de descentralización en el país.

Para ello trabajaron cerca de un año proyectando y evaluando las acciones a realizar, de manera de poner en valor el sello patrimonial que tiene la ciudad y que la hace única en el mundo. Fue así como este lunes se dio vida al simposio “A 65 años del Plan Serena: Conmemoración de una propuesta revolucionaria y descentralizadora”, efectuado en uno de los salones de la que fue la casa del Presidente González Videla y que hoy es un museo.

ESTABLECER LÍNEA DE DEBATE Y ANÁLISIS

El encuentro, al que llegaron 80 personas, quiso establecer líneas de debate y análisis en cinco aspectos: El impacto económico y arquitectónico, a cargo de la académica de la Universidad de La Serena María Teresa Fierro; el rol del Estado que fue explicado por el director regional de Arquitectura, Patricio Rubio; el papel del hombre a cargo del sociólogo Julián González; la visión de los ítalo-trentinos por parte de Caterina Pezzani; y la mirada del gremio constructor, expuesta por el presidente de la Comisión de Urbanismo de CChC La Serena, Eduardo Soto.

Entre las principales conclusiones de la jornada -que se extendió por cinco horas- fue la necesidad de no olvidar el patrimonio vivo que representan las obras de aquella época (1948 y 1952). “Una de las preocupaciones del gremio es promover el desarrollo del casco histórico de La Serena, para ello debemos cautelar contar con buenos proyectos capaces de mantener el patrimonio, de manera de disponer de una ciudad moderna, sostenible y apegada a sus tradiciones”, expresó el presidente de CChC La Serena, Sergio Quilodrán.

En tanto, el alcalde Roberto Jacob coincidió con el pensamiento del gremio, asumiendo el interés por darle nuevos aires al centro, de manera de recuperarlo con inversión en infraestructura pública y asignando nuevas alternativas residenciales, servicios y recreacionales a sus habitantes.

MÁS INVERSIÓN

Eduardo Soto, presidente de la Comisión de Urbanismo de CChC La Serena, fue claro al momento de establecer una hoja de ruta para los próximos años. “Esperamos que el desarrollo de las distintas parte de La Serena se haga de acuerdo a una planificación territorial, ya que no podemos asegurar la participación de privados si no tenemos las reglas claras”, expresó Soto, aludiendo a la caducidad en la que se encuentra el Plan Regulador Comunal, el que no recibe una actualización desde el año 2004.

Ante ello, el director regional de Arquitectura -que depende del Ministerio de Obras Públicas- Patricio Rubio, replicó esa visión y llamó a contar con una participación más activa de los privados. “Queremos que el privado invierta y para eso están dadas las condiciones. Hay que conservar el patrimonio y para ello la parte privada es clave. Por ello los llamamos a ser más protagonistas, tal como lo ha sido el Estado a través del financiamiento de distintos proyectos”, precisó.

RESGUARDAR LA MEMORIA

María Teresa Fierro, arquitecto y cuya tesis doctoral la hizo sobre el Plan Serena, fue clara al momento de recordar los 65 años de la entrega de obras de esta iniciativa urbana. “Es nuestro deber ciudadano construir memoria, pues durante 50 años parte de esa historia se perdió. El Plan Serena fue una mirada de regionalización esencial y sentó las bases para crear una raigambre local. Por eso el llamado es a construir y rescatar la memoria”, manifestó.

Caterina Pezzani, quien expuso ante varios invitados de la colonia italiana, entre ellas el vicecónsul de ese país en Chile, Franco Dalbosco, tuvo sólo palabras de agradecimiento para el ex presidente serenense. “Agradezco a nombre de quienes llegamos en 1951 a Gabriel González Videla, el mejor chileno y el mejor serenense que conocimos, pues gracias a él tenemos esta ciudad y tuvimos el trabajo cuando llegamos a estas tierras. Es un orgullo la iniciativa que impulsó”, acotó Pezzani, quien llegó con apenas 11 años a la zona.

Finalmente el sociólogo Julián González llamó a cuidar La Serena. “Cada uno de nosotros es beato y gato, lo que representa una mirada cautelosa y otra lujuriosa. Hoy nos debatimos entre una densidad moral y territorial donde la ciudad es la mayor obra de arte que existe y que fue construida por quienes estuvieron y quienes están en la actualidad. De allí la responsabilidad que recae en cada uno de nosotros como ciudadanos de La Serena”, terminó.

VER ORIGINAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *