Casa Museo Eduardo Frei Montalva

La casa, hoy convertida en museo, se comenzó a construir en 1937 luego de la compra del terreno en calle Hindenburg 683. En 1942, la familia Frei Ruiz-Tagle se instaló aquí, con sus hijas Irene, Carmen e Isabel Margarita, además del recién nacido Eduardo.

Un amplio hogar que cobijaría la vida del presidente Eduardo Frei Montalva durante casi sus últimos 40 años de vida, pues él falleció en 1982. Aquí nacieron el resto de sus hijos (Mónica, Jorge y Francisco).

A la entrada del museo se observa una línea de tiempo del transcurso de la vida de Frei Montalva junto con hechos relevantes en Chile y el mundo. Es un apronte de la época que le tocó vivir, llena de hechos que hasta hoy consideramos importantes. Las intervenciones hechas a objeto de convertir la casa en museo son mínimas y lo más grande se reduce a ocupar lo que era el garage, la cocina y el sector de servicio para convertirlos en la recepción, oficina de administración, sala audiovisual y baños.

La Sala Audiovisual nos presenta un video introductorio con la biografía más pública de Eduardo Frei, y tiene momentos emocionantes, sobre todo cuando podemos observar el carisma del mandatario en sus discursos y la tranquila vida familiar que siempre se ocupó de mantener. En los primeros años de vida en esta casa, Providencia aún era un sector donde abundaban las parcelas, así que es posible imaginar ese jardín y el patio con exquisitos aromas campestres, a la humedad de la tierra. Es un privilegio poder visitar un lugar tan sencillo y a la vez lleno de historias y reuniones enfocadas a hacer del nuestro un mejor y más justo país.

Luego del video inicial, el recorrido comienza, con guía por supuesto, en un hall del segundo piso lleno de fotografías familiares, de matrimonios y fiestas, en fin, de vida común y corriente; en un muro destaca la pintura que le hizo Oswaldo Guayasamín, una de las tantas que cuelgan de las paredes. Luego pasamos al escritorio, en donde se encuentra una buena parte de la gran biblioteca que don Eduardo fue completando a lo largo de su vida, y se pueden encontrar volúmenes de las más diversas temáticas, aquí también se observan diversas antigüedades, sus pipas y otros objetos de las más variadas procedencias, cosa que se repite por todo el hogar. Algo que llama la atención aquí son las piedras lunares, traidas por los astronautas estadounidenses que estuvieron de visita en esta misma casa.

Después, la visita nos lleva a un pequeño dormitorio adaptado como Sala de Condecoraciones, donde se muestran muchas de las que el ex Presidente recibió como representante de Chile ante el mundo, hasta resulta entretenido buscarlas primero en una pantalla especial y luego encontrarlas en las vitrinas. También está aquí la banda presidencial que usó, y que su hija le encargó a Europa.

Continuando, se visita la parte más privada de cualquier casa: los dormitorios. A este lugar el acceso estaba prácticamente restringido, pues las visitas sólo llegaban al primer piso. En el dormitorio principal se pueden ver la cómoda, el armario y unos trajes de la esposa de Frei, la señora María Ruiz-Tagle Jiménez (Maruja). saliendo del cuarto está la gran estufa, el baño y el dormitorio de los hijos, donde se conservan algunos objetos donados por ellos para la recreación de este sector, donde se advierte la sensación de que Frei Montalva estuvo en campaña por mucho tiempo, y de hecho, eso es algo que sus hijos recuerdan con fuerza. La pieza de vestir del dueño de casa muestra la sobriedad y elegancia que siempre le distingue en las fotografías e imágenes que se conservan de él, sus sombreros, chaquetas y un poncho sin duda nos acercan a su humanidad. Ahí también está la inmensa cruz que representa el Gran Premio de Honor que obtuvo en su paso por la Universidad Católica como estudiante.

Ya de vuelta en el primer piso está el living que es una típica imagen que podemos tener de los años 60, con el decorado, las cortinas y tapices. Hay pinturas chilenas que compraba con un amigo anticuario, se dice que don Eduardo era quien decidía el orden de los adornos y los colores de las paredes. Destaca un retrato con una Gabriela Mistral muy joven, y con esto se descubre que una gran amistad los unió por muchos años, hasta la muerte de la poetisa, cabe destacar que la Mistral no sólo escribió poesía, sino en sus textos demostraba un gran compromiso social y acidez política, es de esperar que pronto se reconozcan otras áreas de su literatura. Bueno. La sala de estar es pequeña, pero acogedora, repleta de regalos (algunos muy valiosos) que hace parecer las vitrinas como sacadas de un libro de historia.

También está la llamada “Moneda Chica”, donde se reunieron muchas veces partidarios y detractores de Frei a discutir temas importantes de política, quizás el momento más célebre sea la reunión con Allende en que se discutieron las Garantías Constitucionales poco antes de entregarle el mando, en 1970.

El comedor también llama la atención, bueno todo en esta casa llama la atención, porque está montado tal como estaba cuando visitó Chile la Reina Isabel de Inglaterra, que fue un gran acontecimiento nacional pues las visitas de Estado o de reyes no eran cosa de cada día… ni de cada año. Este gesto demuestra la sencillez de Frei Montalva, quien sin salir del protocolo de una gran recepción en La Moneda invita a la Reina a su casa (como dato se puede agregar que ella fue invitada también a ver un “clásico universitario” al Estadio Nacional), con los problemas que eso pudo ocasionar a las normas reales, pero todo fue un éxito.

El jardín era muy cuidado por el Presidente, pues le entregaba un lugar de tranquilidad y paz, sobretodo por la fuente que no dejaba de hacer sonar el agua que caía por ella. O las tardes de Verano bajo la sombra del parrón o sacando uvas para compartir con los niños. Así eran aquellos tiempos, existía mucha vida en las casas, mucha vida de barrio y los vecinos eran amigos y se conocían.

Las visitas son de Martes a Domingo entre las 10 de la mañana y las 6 de la tarde. Recuerda que es sólo con visitas guiadas, por lo que se recomienda llamar antes al 228818674. La web es www.casamuseoeduardofrei.cl

Fotos interior: Gentileza Casa Museo Eduardo Frei Montalva

Un comentario sobre “Casa Museo Eduardo Frei Montalva

  • el 2019 a las 22:36
    Permalink

    Quisiera saber si resguardaron las fotografias tomadas de los bautizos en la casa de gobierno cuando apadrinaba al sèptimo hijo varòn

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *